¿Eres tú?

Has emprendido en el mundo de los negocios pero no solamente para hacer dinero.

Tienes una misión, un propósito, un compromiso.

Y haces todo lo posible para generar un impacto positivo en el mundo que te rodea.

Tienes ambición por superarte cada día y no hay nada que pueda pararte.


Otros te admiran pero tal vez...

  • Tu negocio no está creciendo tanto como te gustaría, te sientes un poco [email protected] aún cuando sabes que tienes todo el potencial para crear algo más grande.
  • Tienes tendencia a auto sabotearte, dudas de lo que eres capaz y a veces sientes una falta de confianza interior que ni siquiera te atreves a compartir con otros...
  • Aunque tienes claro lo que te gustaría lograr  te cuesta tener una visión realmente clara, te agobias con tantas ideas y pierdes el foco con facilidad.
  • Trabajas más de lo que te gustaría para intentar avanzar más rápido, pero a la vez te sientes culpable por estar sacrificando tu vida personal y no logras encontrar la paz interior.
  • A veces sientes una falta de sentido y plenitud en tu vida cuando se supone que elegiste emprender con un propósito claro y un sentido más profundo.

Y cuando intentas buscar una solución a estos problemas sientes que...

Si te enfocas en tu vida personal te sientes culpable por no dar todo lo que podrías para hacer que tu negocio crezca.

Si te enfocas en tu negocio que estás sacrificando tu propia vida y bienestar personal y te inunda una sensación de vacío.

¿Te resulta familiar?

La buena noticia es que no sólo te pasa a ti.

Emprender con propósito se convierte muchas veces en todo un reto.

Nuestro negocio somos nosotros mismos.
Un reflejo de quienes somos.

Por eso no basta con estrategias de marketing y sistemas predefinidos.
No es suficiente con crecer financieramente si para ello sacrificamos nuestra vida personal.

Por eso, debemos ir un paso más allá.
Éxito personal y plenitud personal deben ir de la mano.

Y ese es mi propósito en la vida.
Ayudar a emprendedores como tú a que crezcan personal y profesionalmente integrando los negocios y el marketing con el desarrollo personal y espiritual.

¿Te resulta interesante?

Si es así tal vez sea el momento de que tú y yo nos conozcamos.
Reserva una cita conmigo aquí y hablamos.